Logo des Archives nationales (France)

Exposición

Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano de 1789

Del 15 de septiembre de 2021 al 3 de enero de 2022 - Entrada gratuita

Con la presentación de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, el Archivo Nacional inaugura un nuevo ciclo, Les Essentiels, partiendo de este texto fundacional de la historia contemporánea.

Affiche de l'exposition La déclaration des droits de l'homme et du citoyen

Adoptada el 26 de agosto de 1789 e incluida en el preámbulo de la Constitución de 1791, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano nació de los debates de la Asamblea Constituyente.

Profundamente vinculado al contexto revolucionario, este texto fundacional abole el Antiguo Régimen y pone los cimientos de la sociedad francesa y los distintos regímenes políticos que se sucederán. De carácter universal, conoce una repercusión internacional y se impone definitivamente para la posteridad.

Comisario científico de la exposición  : Céline Parcé, responsable des archives des assemblées parlementaires et consultatives. AN. Département de l'Exécutif et du Législatif.

Sitio de Paris
60 rue des Francs Bourgeois, Paris 3e.
Lunes - Viernes de 10h a 17h30
Sábado - Domingo de 14h a 17h30. Martes Cierre.


El juramento del Juego de Pelota

Gravure d'Helman d'après un dessin de Monnet, peintre du roi, représentant le Serment du Jeu de paume, le 20 juin 1789, à Versailles. Sans date. Dates document 1789/06/19. Cote AE/II/2900

El 17 de junio, los diputados del Tercer Estado se proclaman Asamblea Nacional y el 20 de junio, en el Juego de Pelota, juran que no se separarán hasta que hayan dado una constitución a Francia.

< Cliquer sur l'image pour l'agrandir
Gravure d'Helman d'après un dessin de Monnet, peintre du roi, représentant le Serment du Jeu de paume, le 20 juin 1789, à Versailles. Cote AE/II/2900

 

Diferentes borradores

Projet de déclaration des droits de l'homme et du citoyen élaboré par le 6e bureau de l'Assemblée constituante. C//27.

< Cliquer sur l'image pour l'agrandir
Projet de déclaration des droits de l'homme et du citoyen élaboré par le 6e bureau de l'Assemblée constituante. C//27.

El 9 de Julio, el relator Jean-Joseph Mounié propone que la constitución vaya precedida por una «declaración de los derechos naturales e irrenunciables del hombre». Un primer borrador es presentado por La Fayette dos días más tarde. Lo seguirán otros muchos.

Sin embargo, el principio de una declaración no obtiene la unanimidad en el seno de la Asamblea. A principios de agosto, se entablan acaloradas discusiones entre sus partidarios y sus oponentes. El 4 de agosto, tras debatir sobre la cuestión de duplicar la declaración de derechos con una declaración de deberes, la Asamblea decreta que la constitución irá precedida por una declaración de únicamente los derechos del hombre y del ciudadano.

Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano


Minute originale extraite des procès-verbaux des séances de l'Assemblée nationale, à la date du 30 septembre 1789. 6 pages. Cote : AE/II/1129.


< Cliquer sur l'image pour l'agrandir
Minute originale extraite des procès-verbaux des séances de l'Assemblée nationale, à la date du 30 septembre 1789. 6 pages. Cote : AE/II/1129.


Estos trabajos son interrumpidos esa misma tarde por las circunstancias. En efecto, tras la notificación de los sucesos parisinos que engendra el temor de represalias por parte de la aristocracia, el Gran Miedo se propaga por el país a partir del 20 de julio. Combinado con la escasez de alimentos, provoca disturbios que atacan las más de las veces a los pudientes. Ante la magnitud de este movimiento popular y el pavor que provoca entre los terratenientes, la Asamblea abole los privilegios la noche del 4 de agosto.

El trabajo declaratorio se reanuda el 12 de agosto, tras la adopción de los decretos sobre la abolición de privilegios. los diputados adoptan como base para el debate el texto de fórmulas conciliadoras elaborado por una de las oficinas encargadas de preparar el trabajo de la Asamblea antes de las sesiones, la 6ª oficina. Entre el 20 y el 26 de agosto, el texto se discute artículo por artículo y sale del debate profundamente modificado, conservando solo sin alterar dos artículos de los 24 del borrador inicial.

Resultado de diversos compromisos, la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano
adoptada el 26 de agosto de 1789 es, así, la obra colectiva de la Asamblea.

Ver las seis páginas en SIV

 

Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano

  • ARTÍCULO FIRST

Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden fundarse en la utilidad común.

  • ARTÍCULO 2

La finalidad de cualquier asociación política es la protección de los derechos naturales e imprescriptibles
del Hombre. Tales derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión.

  • ARTÍCULO 3

El principio de toda Soberanía reside esencialmente en la Nación. Ningún cuerpo ni ningún individuo
pueden ejercer autoridad alguna que no emane expresamente de ella.

  • ARTÍCULO 4

La libertad consiste en poder hacer todo lo que no perjudique a los demás. Por ello, el ejercicio de los
derechos naturales de cada hombre tan sólo tiene como límites los que garantizan a los demás Miembros
de la Sociedad el goce de estos mismos derechos. Tales límites tan sólo pueden ser determinados por la Ley.

  • ARTÍCULO 5

La Ley sólo tiene derecho a prohibir los actos perjudiciales para la Sociedad. Nada que no esté prohibido
por la Ley puede ser impedido, y nadie puede ser obligado a hacer algo que ésta no ordene.

  • ARTÍCULO 6

La Ley es la expresión de la voluntad general. Todos los Ciudadanos tienen derecho a contribuir a su elaboración, personalmente o a través de sus Representantes. Debe ser la misma para todos, tanto para proteger como para sancionar. Además, puesto que todos los Ciudadanos son iguales ante la Ley, todos ellos pueden presentarse y ser elegidos para cualquier dignidad, cargo o empleo públicos, según sus capacidades y sin otra distinción que la de sus virtudes y aptitudes.

  • ARTÍCULO 7

Ningún hombre puede ser acusado, arrestado o detenido, salvo en los casos determinados por la Ley y en la forma determinada por ella. Quienes soliciten, cursen, ejecuten o hagan ejecutar órdenes arbitrarias deben ser castigados; con todo, cualquier ciudadano que sea requerido o aprehendido en virtud de la Ley debe obedecer de inmediato, y es culpable si opone resistencia.

  • ARTÍCULO 8

La Ley sólo debe establecer penas estricta y evidentemente necesarias, y tan sólo se puede ser castigado en virtud de una Ley establecida y promulgada con anterioridad al delito, y aplicada legalmente.

  • ARTÍCULO 9

Puesto que cualquier hombre se considera inocente hasta no ser declarado culpable, si se juzga indispensable detenerlo, cualquier rigor que no sea necesario para apoderarse de su persona debe ser severamente reprimido por la Ley.

  • ARTÍCULO 10

Nadie debe ser incomodado por sus opiniones, inclusive religiosas, siempre y cuando su manifestación
no perturbe el orden público establecido por la Ley.

  • ARTÍCULO 11

La libre comunicación de pensamientos y opiniones es uno de los derechos más valiosos del Hombre;
por consiguiente, cualquier Ciudadano puede hablar, escribir e imprimir libremente, siempre y cuando responda del abuso de esta libertad en los casos determinados por la Ley.

  • ARTÍCULO 12

La garantía de los derechos del Hombre y del Ciudadano necesita de una fuerza pública; por ello, esta fuerza es instituida en beneficio de todos y no para el provecho particular de aquéllos a quienes se encomienda.

  • ARTÍCULO 13

Para el mantenimiento de la fuerza pública y para los gastos de administración, resulta indispensable
una contribución común, la cual debe repartirse equitativamente entre los ciudadanos, de acuerdo con sus capacidades.

  • ARTÍCULO 14

Todos los Ciudadanos tienen el derecho de comprobar, por sí mismos o a través de sus representantes,
la necesidad de la contribución pública, de aceptarla libremente, de vigilar su empleo y de determinar su prorrata, su base, su recaudación y su duración.

  • ARTÍCULO 15

La Sociedad tiene derecho a pedir cuentas de su gestión a cualquier Agente público.

  • ARTÍCULO 16

Una Sociedad en la que no esté establecida la garantía de los Derechos, ni determinada la separación de los Poderes, carece de Constitución.

  • ARTÍCULO 17

Por ser la propiedad un derecho inviolable y sagrado, nadie puede ser privado de ella, salvo
cuando la necesidad pública, legalmente comprobada, lo exija de modo evidente, y con la condición de haya una justa y previa indemnización.

 

Informaciones prácticas
Archivos Nacionales
60, rue des Francs-Bourgeois - 75003 París
Metro línea 1 y línea 11 - estaciones Hôtel-de-Ville y Rambuteau
Lunes a Viernes 10:00 a.m. a 5:30 p.m.
Sábados y domingos de 14:00 a 17:30 h.
Martes cerrado